(502) 2257-6048, +(502) 2232-9825 memorialparalaconcordia@gmail.com

En Solidaridad, y en memoria de mi padre Amancio Samuel Villatoro!!! Vive!!!

En esta foto mi padre se estaba dirigiendo a todos los miembros del Sindicato de Chiclets ADAMS en un aniversario más de la fundación del Sindicato, pero también en celebración del nuevo Pacto Colectivo y celebrando el convivio navideño en 1981-1982. Mi padre desde la edad de 8 años tuvo que trabajar como campesino, porque se quedó huérfano de padre y mi abuelita no podía mantenerlo por la pobreza extrema en que vivían, y tuvo la necesidad para sobrevivir de irse a trabajar a una plantación de café en el área Ixil en Chajúl departamento del Quiche.

Él vivió la explotación e injusticias muy de cerca desde que era un niño – sólo pudo salir de esa casi esclavitud a la edad de 13 años, en la cual él nos contó que agarró su machete y a medianoche se fugó y se fue a Nebaj Quiché caminando descalzo porque no tenía zapatos. En Nebaj Quiché aprendió herreria y comenzó a trabajar con el hierro herrando caballos con su cuñado, Don Rodrigo Castillo, que le enseñó a trabajar como herrero.

Él siempre nos contaba que a él le gustaba mucho estudiar, y mientras trabajaba en la herrería en Nebaj comenzó la escuela, y terminó la primaria a la edad de casi 18 años. En Nebaj no había secundaria y como él quería seguir estudiando y superarse, emigró a la ciudad capital, en la cual tuvo la oportunidad de trabajar herreria y continuar sus estudios. Termina sus básicos y continua estudiando en el Técnico Vocacional de Guatemala, en el cual termina su carrera de Mecanico Industrial, y comienza a trabajar como Mecanico Industrial en la fábrica de Chiclets Adams. Fue así que fundó el sindicato de Chiclets ADAMS con otros compañeros de trabajo, pero a la vez sigue estudiando y continúa sus estudios en la Universidad de San Carlos de Guatemala, cursa la carrera de Ingeniería Mecánica Industrial. Ya entonces trabajaba de tiempo completo para la Central Nacional de Trabajadores CNT, y el Comité de Unidad Sindical CNUS.

Hago este breve repaso histórico de la biografía de mi padre para poder comprenderlo, porque la convicción de mi padre fue luchar por los derechos de todos los trabajadores y los derechos básicos del ser humano, como es la salud, la educación, la vivienda y la reforma agraria! Nuestro padre nos decía que todo trabajo debe ser valorado de la misma magnitud y al mismo nivel, porque es tan importante el trabajo de un Doctor, un Abogado, como el trabajo de un Campesino, o el que recoge la basura – todo trabajo es necesario en la humanidad, por lo tanto las ganancias de cualquier trabajo tienen que ser repartidas equitativamente, y los trabajadores tienen que tener respeto, protección, voz, y poder para negociar sus salarios y beneficios.

Mi padre estaba tan convencido de que la única forma de alcanzar una real y verdadera democracia para nuestro país de Guatemala era Organizando a los trabajadores, la comunidad, los Indígenas, campesinos, los estudiantes y académicos, con un sólo objetivo humanitario de traer Justicia social, equidad. Creía que todos los seres humanos debemos tener las mismas oportunidades sin discriminar a nadie, y por ese pensamiento humanitario y colectivo él dedicó toda su vida al movimiento laboral, y luchó contra las dictaduras militares que gobernaban en la década de los 70’s y 80’s en Guatemala.

Luchó hasta el último minuto de su vida no sólo por nuestra familia sino por todo el pueblo de Guatemala. Mi padre, con el ejemplo de lucha heroica que nos dejó, me marcó a mi en lo personal a pesar de que solo pude vivir con él por 16 años, que eran los que yo tenía cuando no lo habían quitado, cuando no lo habían secuestrado.

El ejemplo de mi padre marcó mi vida, y gracias a él y a mi madre soy la persona que ahora soy. Salimos huyendo de mi patria Guatemala para poder sobrevivir, pero estoy siguiendo los pasos y ejemplo de mi padre – yo fui un lavaplatos, un lavacarros, un ayudante de mesero, un obrero, un mecánico soldador de trenes de carga. Estudié Ciencias Política y desde 1988 he dedicado mi vida Organizando a los trabajadores en USA, Organizando los Obreros mecánicos soldadores con el Sindicato USWA Local 8844, organizando campañas políticas y sindicales en LA County Federation of Labor. También trabajé en el Sindicato de Janitors en Los Angeles organizando a los trabajadores de limpieza Local 1877 SEIU, y desde el 2001 estoy trabajando organizando a trabajadores de la salud en los hospitales a nivel nacional en USA con el sindicato de Enfermeras Tituladas or RN’s con el sindicato CNA/NNU/NNOC – AFL-CIO.

Soy un Organizador profesional por herencia pero más aún por convicción propia, y estoy dispuesto a dar hasta el último minuto de mi vida por seguir Organizando y luchando por alcanzar un Mundo mejor, para todas y todos los seres humanos sin discriminar a nadie como lo hizo nuestro heroico padre Amancio Samuel Villatoro!

Las memorias familiares que tengo en mi mente de mi padre son los momentos que pasábamos juntos en la cena hablando de lo que se estaba aconteciendo en nuestro país, y las historias que nos contaba de su niñez e infancia, pero también las idas al estadio Mateo Flores para ver los clasicos del futbol entre los rojos y cremas, él era “rojo” por eso pase a ser “rojo” yo tambien! Las vueltas ciclísticas a Guatemala, las peleas de boxeo y las olimpiadas eran momentos únicos. De esa forma nos introdujo a los deportes. Él nos decía que los deportes eran muy fundamental para el ser humano y que iban de la mano con la educación, que había que estudiar mucho – pero no para enriquecerse sino para aportar, ayudar y darle a la comunidad, pueblo o país en el que estuviéramos viviendo.

Le gustaban todos los deportes, pero nos apoyó cuando jugábamos fútbol, nos llevaba y se disfrutaba los partidos en los cuales nosotros jugábamos. También nos compró nuestras primeras bicicletas de carreras para competir ciclismo, nos llevaba y nos iba ver y apoyar cuando competiamos. Competimos con mi hermano Sergio a la edad de 13 y 14 años en Guatemala, algo que nos marcó mucho para el resto de nuestras vidas porque ahora todavía seguimos compitiendo Ciclismo los tres hermanos – Samuel, Sergio y yo. Quiero compartir que cuando él nos comenzó a llevar a ver las vueltas a Guatemala de ciclismo yo le prometí que correría una vuelta a Guatemala, y eso me inspiró para competir a nivel profesional en USA y para correr 5 vueltas ciclísticas a Guatemala, las de 1994 al 1998, una vuelta a Puebla Mexico, una vuelta de Guadalajara a Puerto Vallarta, y competencias en todo el estado de California, inspirado y dedicándole cada vuelta a su memoria.

En Solidaridad, y en memoria de mi padre Amancio Samuel Villatoro!!! Vive!!!