(502) 2257-6048, +(502) 2232-9825 memorialparalaconcordia@gmail.com

José Osorio

Durante el conflicto armado, el ejército masacró al pueblo de Juil dos veces. Los sobrevivientes se fueron del pueblo por miedo de ser asesinados.

En 1981, el ejército vino a Juil, el pueblo donde vivía José, para masacrar a la gente. Persiguieron a los dirigentes de la iglesia católica; fueron los primeros que fueron asesinados y secuestrados. Después, entraron una segunda vez para cometer una segunda masacre. Mataron a 16 personas, entre ellas hombres, mujeres, mujeres embarazadas, y niños. Las quemaron en sus casas. Luego los sobrevivientes, quienes ya no tenían derecho de sembrar y hacer negocios para alimentar a sus familias, se fueron del pueblo.

En 1981 la familia de José se fue de su casa para vivir en las montañas porque había soldados cerca de su casa en Juil, Quiché. No volvieron a su comunidad hasta 1984, cuando se enteraron de la amnistía. Luego el ejército, que tenía un destacamento militar cercano, los obligó a participar en las Patrullas de Autodefensa Civil y a construir una carretera. Hasta hoy se restringe los derechos de la gente de la comunidad.

El ejército estaba cerca de la casa de José, y como temían que los soldados los iban a asesinar, él y su familia se fueron a dormir en el monte. Como familia decidieron salir del pueblo, que se llama Juil, departamento de Quiché. Fue muy duro porque empezaron a vivir en el monte y no tenían comida, zapatos, ni machete para trabajar. Unos de sus parientes no sobrevivieron esos meses en el monte. Volvieron a vivir en su comunidad en 1984, cuando Ríos Montt había declarado el fin de la guerra. Los aviones tiraron volantes que dijeron que había una amnistía. Cuando volvieron a su comunidad, los camiones de los militares llegaron. Los soldados les dijeron que se terminó la guerra y les entrevistaron sobre lo que habían hecho en la montaña – querían enterarse si la familia había estado con las guerrillas. Luego, los obligaron a formar parte de las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) y a construir una carretera. Trabajaron obligatoriamente en la carretera desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde sin nada de comida. José dice que hasta hoy no tienen libertad, y queda prohibido que salgan en grupos de más que tres personas.

YouTube
Instagram